La Luz del Evangelio

2 Corintios 4:1-6

Por tanto, puesto que tenemos este Ministerio, según hemos recibido misericordia, no desfallecemos. Más bien hemos renunciado a lo oculto y vergonzoso, no andando con astucia, ni adulterando la Palabra de Dios, sino que, mediante la Manifestación de la Verdad, nos recomendamos a la conciencia de todo hombre en la Presencia de Dios.

Y si todavía nuestro Evangelio está velado, para los que se pierden está velado, en los cuales el dios de este mundo ha cegado el entendimiento de los incrédulos, para que no vean el Resplandor del Evangelio de la Gloria de Cristo, que es la Imagen de Dios. Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Cristo Jesús como Señor, y a nosotros como siervos de ustedes por amor de Jesús. Pues Dios, que dijo: «De las tinieblas Resplandecerá la Luz», es El que ha Resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la Gloria de Dios en el Rostro de Cristo.

 

2 Corintios 5:10-11

10 Porque todos nosotros debemos comparecer ante el Tribunal de Cristo, para que cada uno sea recompensado por sus hechos estando en el cuerpo, de acuerdo con lo que hizo, sea bueno o sea malo. 11 Por tanto, conociendo el Temor del Señor, persuadimos a los hombres, pero a Dios somos manifiestos, y espero que también seamos manifiestos en las conciencias de ustedes.

 

2 Corintios 5:17-21

17 De modo que si alguno está en Cristo, Nueva Criatura es; las cosas viejas pasaron, ahora han sido hechas nuevas. 18 Y todo esto procede de Dios, quien nos reconcilió con Él mismo por medio de Cristo, y nos dio el Ministerio de la Reconciliación; 19 es decir, que Dios estaba en Cristo reconciliando al mundo con Él mismo, no tomando en cuenta a los hombres sus transgresiones, y nos ha encomendado a nosotros la Palabra de la Reconciliación. 20 Por tanto, somos Embajadores de Cristo, como si Dios rogara por medio de nosotros, en nombre de Cristo les rogamos: ¡Reconcíliense con Dios! 21 Al que no conoció pecado, lo hizo pecado por nosotros, para que fuéramos hechos Justicia de Dios en Él.

 

2 Corintios 6:1-3 

Y como colaboradores con Él, también les exhortamos a no recibir en vano la Gracia de Dios; pues Él dice:

«En el Tiempo Propicio te escuché,
Y en el Día de Salvación te socorrí».

Pero ahora es «el Tiempo Propicio»; ahora es «el Día de Salvación».

No dando nosotros en nada motivo de tropiezo, para que el Ministerio no sea desacreditado.

 

Caminando en La Luz

1 Juan 1:5-10 

Y este es el Mensaje que hemos oído de Él y que les anunciamos: Dios es Luz, y en Él no hay ninguna tiniebla. Si decimos que tenemos comunión con Él, pero andamos en tinieblas, mentimos y no practicamos La Verdad. Pero si andamos en La Luz, como Él está en La Luz, tenemos comunión los unos con los otros, y la Sangre de Jesús Su Hijo nos limpia de todo pecado.

Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y La Verdad no está en nosotros. Si confesamos nuestros pecados, Él es Fiel y Justo para perdonarnos los pecados y para limpiarnos de toda maldad. 10 Si decimos que no hemos pecado, lo hacemos a Él mentiroso y Su Palabra no está en nosotros.

 

Efesios 2:1-10 

Y Él les dio Vida a ustedes, que estaban muertos en sus delitos y pecados, en los cuales anduvieron en otro tiempo según la Corriente de este Mundo, conforme al Príncipe de la Potestad del Aire, el Espíritu que ahora opera en los Hijos de Desobediencia. Entre ellos también todos nosotros en otro tiempo vivíamos en las pasiones de nuestra carne, satisfaciendo los deseos de la carne y de la mente, y éramos por naturaleza Hijos de Ira, lo mismo que los demás.

Pero Dios, que es rico en Misericordia, por causa del Gran Amor con que nos amó, aun cuando estábamos muertos en nuestros delitos, nos dio Vida juntamente con Cristo (por gracia ustedes han sido salvados), y con Él nos resucitó y con Él nos sentó en los Lugares Celestiales en Cristo Jesús, a fin de poder mostrar en los Siglos Venideros las Sobreabundantes Riquezas de Su Gracia por Su Bondad para con nosotros en Cristo Jesús.

Porque por Gracia ustedes han sido salvados por medio de la Fe, y esto no procede de ustedes, sino que es Don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. 10 Porque somos hechura Suya, creados en Cristo Jesús para hacer buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviéramos en ellas.

 

Efesios 6:10-20 

10 Por lo demás, fortalézcanse en el Señor y en el Poder de su Fuerza. 11 Revístanse con toda la Armadura de Dios para que puedan estar Firmes contra las Insidias del Diablo. 12 Porque nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra Principados, contra Potestades, contra los Poderes de este Mundo de Tinieblas, contra las Fuerzas Espirituales de Maldad en las Regiones Celestes.

13 Por tanto, tomen toda la Armadura de Dios, para que puedan resistir en el Día Malo, y habiéndolo hecho todo, estar Firmes. 14 Estén, pues, Firmes, Ceñida su Cintura con La Verdad, Revestidos con la Coraza de la Justicia, 15 y Calzados los Pies con la Preparación para Anunciar el Evangelio de La Paz.

16 Sobre todo, tomen el Escudo de la Fe con el que podrán apagar todos los Dardos Encendidos del Maligno. 17 Tomen también el Casco de la Salvación, y la Espada del Espíritu que es La Palabra de Dios.

18 Con toda oración y súplica oren en todo tiempo en el Espíritu, y así, velen con toda perseverancia y súplica por todos los Santos. 19 Oren también por mí, para que me sea dada Palabra al abrir mi boca, a fin de dar a conocer sin temor el Misterio del Evangelio, 20 por el cual soy Embajador en Cadenas; que al Proclamarlo hable sin temor, como debo hablar.

 

Zacarías 4:6 

Continuó él, y me dijo: «Esta es La Palabra del Señor a Zorobabel: “No por el poder ni por la fuerza, sino por Mi Espíritu”, dice el Señor de los Ejércitos.

 

2 Corintios 10:3-6 

Pues aunque andamos en la carne, no luchamos según la carne. Porque las Armas de nuestra Contienda no son carnales, sino Poderosas en Dios para la Destrucción de Fortalezas; destruyendo especulaciones y todo razonamiento altivo que se levanta contra el Conocimiento de Dios, y poniendo todo pensamiento en cautiverio a la Obediencia de Cristo, y estando preparados para castigar toda desobediencia cuando la obediencia de ustedes sea completa.

 

Hechos 19:17-20 

Supieron esto todos los habitantes de Éfeso, tanto judíos como griegos. El temor se apoderó de todos ellos, y el nombre del Señor Jesús era exaltado.

18 También muchos de los que habían creído continuaban viniendo, confesando y declarando las cosas que practicaban. 19 Muchos de los que practicaban la magia, juntando sus libros, los quemaban a la vista de todos. Calcularon su precio y hallaron que llegaba a 50,000 monedas de plata (180 kilogramos). 20 Así crecía poderosamente y prevalecía La Palabra del Señor.

 

1 Juan 2:15-17   ---   Compara estos versos con Génesis 3:1-7

15 No amen al mundo ni las cosas que están en el mundo. Si alguien ama al mundo, el Amor del Padre no está en él. 16 Porque todo lo que hay en el mundo, la pasión de la carne, la pasión de los ojos, y la arrogancia de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. 17 El mundo pasa, y también sus pasiones, pero el que hace la Voluntad de Dios permanece para siempre.

 

1 Samuel 17:45-47 

45 Entonces dijo David al filisteo: «Tú vienes a mí con espada, lanza y jabalina, pero yo vengo a ti en el nombre del Señor de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has desafiado. 46 El Señor te entregará hoy en mis manos, y yo te derribaré y te cortaré la cabeza. Y daré hoy los cadáveres del ejército de los filisteos a las aves del cielo y a las fieras de la tierra, para que toda la tierra sepa que hay Dios en Israel, 47 y para que toda esta asamblea sepa que el Señor no libra ni con espada ni con lanza; porque la batalla es del Señor y Él los entregará a ustedes en nuestras manos».

 

1 Pedro 5:6-11 

Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que Él los exalte a su debido tiempo, echando toda su ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado de ustedes. Sean de espíritu sobrio, estén alerta. Su adversario, el diablo, anda al acecho como león rugiente, buscando a quien devorar. Pero resístanlo firmes en la fe, sabiendo que las mismas experiencias de sufrimiento se van cumpliendo en sus hermanos en todo el mundo.

10 Y después de que hayan sufrido un poco de tiempo, el Dios de toda gracia, que los llamó a Su gloria eterna en Cristo, Él mismo los perfeccionará, afirmará, fortalecerá, y establecerá. 11 A Él sea el dominio por los siglos de los siglos. Amén.

 

Hacer Firme su Llamado y Elección

2 Pedro 1:3-11 

Pues Su divino poder nos ha concedido todo cuanto concierne a la vida y a la piedad, mediante el verdadero conocimiento de Aquel que nos llamó por Su gloria y excelencia. Por ellas Él nos ha concedido Sus preciosas y maravillosas promesas, a fin de que ustedes lleguen a ser partícipes de la naturaleza divina, habiendo escapado de la corrupción que hay en el mundo por causa de los malos deseos. Por esta razón también, obrando con toda diligencia, añadan a su fe, virtud, y a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio, al dominio propio, perseverancia, y a la perseverancia, piedad, a la piedad, fraternidad y a la fraternidad, amor.

Pues estas virtudes, al estar en ustedes y al abundar, no los dejarán ociosos ni estériles en el verdadero conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. Porque el que carece de estas virtudes es ciego o corto de vista, habiendo olvidado la purificación de sus pecados pasados. 10 Así que, hermanos, sean cada vez más diligentes para hacer firme su llamado y elección de parte de Dios. Porque mientras hagan estas cosas nunca caerán. 11 Pues de esta manera les será concedida ampliamente la entrada al reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

 

Hebreos 12:1-2; 28-29

Por tanto, puesto que tenemos en derredor nuestro tan gran nube de testigos, despojémonos también de todo peso y del pecado que tan fácilmente nos envuelve, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el Autor y Consumador de la Fe, quien por el gozo puesto delante de Él soportó la cruz, despreciando la vergüenza, y se ha sentado a la Diestra del Trono de Dios.

 

28 Por lo cual, puesto que recibimos un Reino que es inconmovible, demostremos gratitud, mediante la cual ofrezcamos a Dios un servicio aceptable con temor y reverencia; 29 porque nuestro Dios es fuego consumidor.

 

Romanos 12:1-2 

Por tanto, hermanos, les ruego por las Misericordias de Dios que presenten sus cuerpos como sacrificio vivo y santo, aceptable a Dios, que es el culto racional de ustedes. Y no se adapten a este mundo, sino transfórmense mediante la renovación de su mente, para que verifiquen cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno y aceptable y perfecto.

 

Hebreos 13:8-9 

Jesucristo es el mismo ayer y hoy y por los siglos. No se dejen llevar por doctrinas diversas y extrañas. Porque es buena cosa para el corazón el ser fortalecido por la gracia, no por alimentos, de los que no recibieron beneficio los que de ellos se ocupaban.

 

Escojan Hoy a Quién Han de Servir

Josué 24:14-15 

»Ahora pues, teman al Señor y sírvanle con integridad y con fidelidad. Quiten los dioses que sus padres sirvieron al otro lado del Río y en Egipto, y sirvan al Señor. 15 Y si no les parece bien servir al Señor, escojan hoy a quién han de servir: si a los dioses que sirvieron sus padres, que estaban al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitan. Pero yo y mi casa, serviremos al Señor».

 

Eclesiastés 10:1 

Las moscas muertas hacen que el ungüento del perfumista dé mal olor; Un poco de insensatez pesa más que la sabiduría y el honor.

 

Oseas 4:6 

Mi pueblo es destruido por falta de conocimiento.
Por cuanto tú has rechazado el conocimiento,
Yo también te rechazaré para que no seas Mi sacerdote.
Como has olvidado la Ley de tu Dios,
Yo también me olvidaré de tus hijos.

 

Levítico 19:26-28; 31

26 ”No comerán cosa alguna con su sangre, ni serán adivinos ni agoreros. 27 No se cortarán los extremos de su cabellera en forma circular, ni se dañarán los bordes de su barba. 28 No se harán sajaduras en su cuerpo por un muerto, ni se harán tatuajes. Yo soy el Señor.

31 ”No se vuelvan a los adivinos ni a los espiritistas, ni los busquen para ser contaminados por ellos. Yo soy el Señor su Dios.

 

Levítico 20:6-8 

”En cuanto a la persona que vaya a los adivinos o a los espiritistas, para prostituirse en pos de ellos, también pondré Mi rostro contra esa persona y la exterminaré de entre su pueblo. Santifíquense, pues, y sean santos, porque Yo soy el Señor su Dios. Guarden Mis estatutos y cúmplanlos. Yo soy el Señor que los santifico.

 

Deuteronomio 4:15-18 

15 »Así que tengan mucho cuidado, ya que no vieron ninguna figura el día en que el Señor les habló en Horeb de en medio del fuego; 16 no sea que se corrompan y hagan para ustedes una imagen tallada semejante a cualquier figura: semejanza de varón o de hembra, 17 semejanza de cualquier animal que está en la tierra, semejanza de cualquier ave que vuela en el cielo, 18 semejanza de cualquier animal que se arrastra sobre la tierra, semejanza de cualquier pez que hay en las aguas debajo de la tierra.

 

Romanos 13:11-14 

11 Y hagan todo esto, conociendo el tiempo, que ya es hora de despertarse del sueño. Porque ahora la salvación está más cerca de nosotros que cuando creímos. 12 La noche está muy avanzada, y el día está cerca. Por tanto, desechemos las obras de las tinieblas y vistámonos con las armas de la luz. 13 Andemos decentemente, como de día, no en orgías y borracheras, no en promiscuidad sexual y lujurias, no en pleitos y envidias. 14 Antes bien, vístanse del Señor Jesucristo, y no piensen en proveer para las lujurias de la carne.

 

2 Corintios 6:14-18 

14 No estén unidos en yugo desigual con los incrédulos, pues ¿qué asociación tienen la justicia y la iniquidad? ¿O qué comunión la luz con las tinieblas? 15 ¿O qué armonía tiene Cristo con Belial? ¿O qué tiene en común un creyente con un incrédulo? 16 ¿O qué acuerdo tiene el templo de Dios con los ídolos? Porque nosotros somos el templo del Dios vivo, como Dios dijo:

«Habitaré en ellos, y andaré entre ellos;
Y seré su Dios, y ellos serán Mi pueblo.
17 Por tanto, salgan de en medio de ellos y apártense», dice el Señor;
«Y no toquen lo inmundo,
Y Yo los recibiré.
18 Yo seré un padre para ustedes,
Y ustedes serán para Mí hijos e hijas»,
Dice el Señor Todopoderoso.

2 Corintios 7:1 

Por tanto, amados, teniendo estas promesas, limpiémonos de toda inmundicia de la carne y del espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.

 

Deuteronomio 4:35-40 

A ti te fue mostrado, para que supieras que el Señor, Él es Dios; ningún otro hay fuera de Él.

36 »Desde los cielos el Señor te hizo oír Su voz para disciplinarte; y sobre la tierra te hizo ver Su gran fuego, y oíste Sus palabras de en medio del fuego. 37 Porque Él amó a tus padres, por eso escogió a su descendencia después de ellos; y personalmente te sacó de Egipto con Su gran poder, 38 expulsando delante de ti naciones más grandes y más poderosas que tú, para hacerte entrar y darte la tierra de ellos por heredad, como sucede hoy. 39 Por tanto, reconoce hoy y reflexiona en tu corazón, que el Señor es Dios arriba en los cielos y abajo en la tierra; no hay otro. 40 Así pues, guardarás Sus estatutos y Sus mandamientos que yo te ordeno hoy, a fin de que te vaya bien a ti y a tus hijos después de ti, y para que prolongues tus días sobre la tierra que el Señor tu Dios te da para siempre».

 

Lean 2 Reyes 21 y 2 Crónicas 33

 

Miqueas 5:1-15 

10 «Y sucederá en aquel día», declara el Señor,
«Que exterminaré tus caballos de en medio de ti,
También destruiré tus carros.
11 Exterminaré además las ciudades de tu tierra,
Y derribaré todas tus fortalezas.
12 Exterminaré las hechicerías de tu mano,
Y no tendrás más adivinos.
13 Exterminaré tus imágenes talladas
Y tus pilares sagrados de en medio de ti,
Y ya no te postrarás más
Ante la obra de tus manos.
14 Arrancaré tus Aseras de en medio de ti,
Y destruiré tus ciudades.
15 Y con ira y furor tomaré venganza
De las naciones que no obedecieron».

 

Deuteronomio 18:9-14 

»Cuando entres en la tierra que el Señor tu Dios te da, no aprenderás a hacer las cosas abominables de esas naciones. 10 No sea hallado en ti nadie que haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni hechicería, o que sea agorero, o hechicero, 11 o encantador, o adivino, o espiritista, ni quien consulte a los muertos. 12 Porque cualquiera que hace estas cosas es abominable al Señor; y por causa de estas abominaciones el Señor tu Dios expulsará a esas naciones de delante de ti. 13 Serás intachable delante del Señor tu Dios.

14 »Porque esas naciones que vas a desalojar escuchan a los que practican hechicería y a los adivinos, pero a ti el Señor tu Dios no te lo ha permitido.

 

1 Juan 2:28-29

28 Y ahora, hijos, permanezcan en Él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza y no nos apartemos de Él avergonzados en Su venida. 29 Si saben que Él es justo, saben también que todo el que hace justicia es nacido de Él.

 

1 Juan 3:1-3

Miren cuán gran amor nos ha otorgado el Padre: que seamos llamados hijos de Dios. Y eso somos. Por esto el mundo no nos conoce, porque no lo conoció a Él. Amados, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que habremos de ser. Pero sabemos que cuando Cristo se manifieste, seremos semejantes a Él, porque lo veremos como Él es. Y todo el que tiene esta esperanza puesta en Él, se purifica, así como Él es puro.

 

Apocalipsis 21:5-8

El que está sentado en el trono dijo: «Yo hago nuevas todas las cosas». Y añadió*: «Escribe, porque estas palabras son fieles y verdaderas». También me dijo: «Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el Principio y el Fin. Al que tiene sed, Yo le daré gratuitamente de la Fuente del Agua de la Vida. El vencedor heredará estas cosas, y Yo seré su Dios y él será Mi hijo. Pero los cobardes, incrédulos, abominables, asesinos, inmorales, hechiceros, idólatras, y todos los mentirosos tendrán su herencia en el Lago que arde con fuego y azufre, que es la Muerte Segunda».

 

Apocalipsis 22:12-21

12 «Por tanto, Yo vengo pronto, y Mi recompensa está conmigo para recompensar a cada uno según sea su obra. 13 Yo soy el Alfa y la Omega, el Primero y el Último, el Principio y el Fin».

 

14 Bienaventurados los que lavan sus vestiduras para tener derecho al Árbol de la Vida y para entrar por las puertas a la Ciudad. 15 Afuera están los perros, los hechiceros, los inmorales, los asesinos, los idólatras, y todo el que ama y practica la mentira.

Testimonio final

16 «Yo, Jesús, he enviado a Mi ángel a fin de darles a ustedes testimonio de estas cosas para las iglesias. Yo soy la Raíz y la descendencia de David, el Lucero resplandeciente de la Mañana».

Invitación final

17 El Espíritu y la Esposa dicen: «Ven». Y el que oye, diga: «Ven». Y el que tiene sed, venga; y el que desee, que tome gratuitamente del Agua de la Vida.

Advertencia final

18 Yo testifico a todos los que oyen las palabras de la profecía de este Libro: si alguien añade a ellas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este Libro. 19 Y si alguien quita de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del Árbol de la Vida y de la Ciudad Santa descritos en este Libro.

Oración final

20 El que testifica de estas cosas dice: «Sí, vengo pronto». Amén. Ven, Señor Jesús.

21 La gracia del Señor Jesús sea con todos. Amén.

 

Nueva Biblia de las Américas (NBLA)

© Copyright 2005 by The Lockman Foundation
La Habra, California 90631
Sociedad no comercial
Derechos Reservados